Cienciologia, libertad espiritual ???????

Cienciologia

Jon Atack

Este texto no ha sido escrito para ser publicado o distribuido en Inglaterra o Gales porque ciertos puntos refieren a litigios pendientes. Este texto tiene copyright, 1995, de Jonathan Caven-Atack. Pueden hacerse copias para estudio privado sin ánimo de lucro. Todos los demás derechos están reservados.

Texto de Jon Atack, distribuido en conferencia del Dialog Centre International en Berlín, Octubre de 1995.

1. INTRODUCCION

“Cienciología es una filosofía religiosa en su más alto significado, que lleva al hombre a la Libertad Total.”

– L. Ron Hubbard, “Religious Philosophy and Religious Practice”, 21 Junio 1960, revisado 18 Abril 1967.

“Una libertad infinita es una trampa perfecta, un miedo a todas las cosas …Atrapado por demasiadas barreras, el hombre anhela ser libre. Pero arrojado a la Libertad Total está perdido y miserable.”

– L. Ron Hubbard, “The Reason Why”; 15 Mayo 1956.

`El trabajo de L. Ron Hubbard ha estado rodeado por la controversia desde que proclamó por primera vez su “ciencia moderna de la salud mental” en 1950. Sus seguidores creen que él es no solamente la reencarnación de Buda sino también Maitreya, quien de acuerdo con la leyenda budista guiará al mundo hacia la iluminación.

Para los cienciólogos, L. Ron Hubbard es simplemente el más sabio, el más compasivo y el más perceptivo ser humano que ha existido nunca.

También, Hubbard fue calificado como “esquizofrénico y paranoico” por un Tribunal Superior de California, y Cienciología como “inmoral y socialmente nociva” por la Corte Suprema de Londres. Los cienciólogos han sido hallados culpables de cargos criminales en Canadá, USA, Alemania e Italia.

Una enorme cantidad de evidencias documentales demuestran que Hubbard no era lo que decía ser, y que sus terapias no confieren los beneficios de los que presumen.

La Iglesia de la Cienciología es una organización mundial enormemente poderosa, con alrededor de 270 templos y misiones. Usando técnicas hipnóticas agresivas, Cienciología ha logrado inspirar la a veces fanática devoción de decenas miles de personas antes normales e inteligentes.

2. COMPROMISO

Mucha gente llega a Cienciología cuando sus vidas están en crisis. Cienciología usa técnicas engañosas de reclutamiento para aumentar su vulnerabilidad, y promete una solución para casi cualquier problema. Desde el principio, el nuevo recluta es sometido a técnicas que inducen euforia. La adicción a este estado de euforia puede compararse a la producida por las drogas, y los miembros quedan incapacitados para todo pensamiento crítico hacia la Cienciología.

La Iglesia de la Cienciología llega a dominar muy rápidamente al nuevo miembro, prohibiéndole el contacto con toda persona hostil al movimiento, e insistiendo en que existe una vasta conspiración que intenta destruirles. La marca del fanático es la incapacidad de siquiera considerar las evidencias. Desafortunadamente, muchos Cienciólogos simplemente cierran los ojos ante las críticas.

3. L. RON HUBBARD

“La evidencia nos describe a un hombre que ha sido virtualmente un mentiroso patológico en cuanto a su historia y hazañas personales. Los escritos y documentos en evidencia adicionalmente reflejan su egoísmo, codicia, avaricia, lujuria de poder, y su ansia de venganza y su agresividad contra las personas que él percibe como desleales u hostiles.” -Corte Superior de California, Juez Breckenridge, hablando de L. Ron Hubbard, en un veredicto de 1984.

Lafayette Ronald Hubbard, creador de Dianética y Cienciología, nació en los Estados Unidos, en 191l. Hubbard presumía de saber cabalgar antes de aprender a andar, y que montaba potros bravos a la edad de 3 años y medio, época en que empezó a leer y escribir.

También dijo haber sido un hermano de sangre de los indios Pies Negros desde la edad de cuatro años. Sin embargo, los Pies Negros afirman que los “hermanos de sangre” no son más que una fantasía de Hollywood, y aún encontramos menos de cierto en otras fanfarronadas de Hubbard. Sus comienzos fueron mediocres, y un amigo de la infancia recuerda que Hubbard en realidad tenía miedo de los caballos. Hubbard dijo que su abuelo fue un poderoso ganadero. En realidad, Lafayette Waterbury fue un veterinario de aldea, que emprendió una serie de negocios fracasados.

Hubbard dijo que su interés en la mente humana comenzó gracias a un encuentro con el comandante Thompson, un médico de los marines americanos, a la edad de doce. Sin embargo, en los extensos diarios de su adolescencia (usados como evidencia en el juicio de California) no aparece ningún interés en las ideas filosóficas ni psicológicas.

Hubbard dijo a sus seguidores que pasó los cinco años desde la edad de catorce a diecinueve viajando sólo por China, Mongolia, India y el Tíbet, y estudiando con hombres santos. En realidad jamás visitó ni Mongolia, ni la India ni el Tíbet. Sus dos visitas a China fueron breves excursiones en compañía de su madre. Hubbard confesó la brevedad de sus estancias en China en una entrevista al magazine “Adventure” en 1935.

Hubbard tenía diecinueve años cuando accedió al Universidad George Washington, donde estudió como asignatura principal Ingeniería Civil. Suspendió las calificaciones al tercer año del curso. Más tarde se dijo que Hubbard tenía los títulos de ingeniero civil y matemático. En realidad no consiguió ningún título, y sus notas en matemáticas fueron muy pobres. Mientras estuvo en la Universidad, Hubbard suspendió también un corto curso de “física atómica y molecular”, de donde viene su gratuita afirmación de haber sido “uno de los primeros físicos nucleares de América”.

4. EXPEDICIONES

Durante su último semestre en la Universidad, Hubbard organizó la “Expedición Cinematográfica al Caribe”. Más tarde diría que dicha expedición proporcionó “datos de valor incalculable” para la Universidad de Michigan y la Oficina Hidrográfica, pero en ninguno de estos lugares tienen ninguna constancia de ello. De hecho, el viaje se anunció en el periódico universitario bajo la cabecera “L. Ron Hubbard encabeza crucero cinematográfico por las antiguas rutas de los piratas”.

Dicha expedición sólo recorrió tres de sus dieciséis puertos previstos, fracasando en realizar ninguna película. En una entrevista de 1950 Hubbard calificó los hechos como “un fracaso económico”.

La segunda supuesta expedición de Hubbard fue descrita por él mismo como “el primer estudio mineralógico completo” de Puerto Rico. De nuevo, no existen pruebas de semejante estudio, por lo que parece que Hubbard pasó mucho de su tiempo en Puerto Rico realizando fallidas prospecciones auríferas. En resumen, trabajó como asistente de un ingeniero civil antes de regresar a los Estados Unidos.

En Febrero de 1940, Hubbard entró a formar parte del Explorers’ Club de New York y le fue adjudicado un pabellón para su propuesta de “Expedición de radio experimental en Alaska”. Hubbard estaba intentando hallar un nuevo sistema de radio-navegación, y usó la “expedición” para mendigar un equipo de reparación para su queche de 32 pies, el Magician. La presunción de los Cienciólogos de que la expedición fue encargada por el gobierno de los Estados Unidos carece de fundamento.

Escribiendo para el “Seattle Star” en Noviembre de 1940, Hubbard argumentó que la “expedición” había sido estropeada por repetidos fallos del Magician. Hubbard y su primera esposa pasaron mucho tiempo varados en Ketchikan, Alaska, mientras él trataba de escribir suficientes historietas para pagar las costosas reparaciones del aparato. Finalmente, usó dinero prestado para abandonar Alaska, dinero que nunca devolvió.

5. PULP FICTION. NOVELAS BARATAS.

Los Cienciólogos han dicho que tras dejar los estudios Hubbard “entró de lleno en el mundo de la ficción literaria y antes de dos meses se estableció en dicho campo con un sueldo, que para aquellos tiempos, era astronómico”.

En realidad, a Hubbard le costó varios años conseguir siquiera vivir precariamente de su pluma. Escribió bajo seudónimos tales como René Lafayette, Tom Esterbrook, Kurt von Rachen, Captain B.A. Northrup, y Winchester Remington Colt. Bajo el nombre de Legionario I48, Hubbard confeccionó historias “reales” sobre sus supuestas proezas en la Legión Extranjera francesa, pero principalmente trató historietas de aventuras para las baratas revistas “pulp”.

Contribuyó a muchas de tales revistas, incluyendo “Thrilling Adventures”, “The Phantom Detective” y “Smashing Novels Magazine”, eventualmente volviéndose hacia la ciencia-ficción y escribiendo principalmente para “Astounding Science Fiction”. Sus novelas baratas  incluyeron “The Carnival of Death”, “King of the Gunmen” y “Man-Killers of the Air”. Por los tiempos en que creó Dianética, en 1950, era un escritor imaginativo, aunque sin estilo, de ciencia-ficción, y exploraba ideas que más tarde incorporaría a su Cienciología.

6. LOS AÑOS DE LA GUERRA

La mala visión de Hubbard evitó su admisión en la Academia de la Marina de los Estados Unidos, previamente a su entrada en la Universidad. En 1941, fue aceptado en la reserva de la Marina.

Muchas extravagancias afirmó Hubbard sobre sus éxitos en la Marina. Por ejemplo, se jactaba de haber sido el primer herido repatriado desde el lejano oriente. En realidad, embarcó hacia Australia en Diciembre de 1941, y se enemistó lo suficiente con sus superiores como para ser devuelto a los Estados Unidos tras unos pocos meses. Después de su regreso, en Marzo de 1942, Hubbard fue destinado como censor del correo en New York.

Los Cienciólogos se han enorgullecido de proclamar que Hubbard “fue ascendido a comandante de escuadrón”. De hecho, supervisó las reparaciones de dos barcos pequeños en los puertos americanos. Su segunda comandancia fue revocada tras un crucero por la costa oeste. Durante el curso de dicho viaje, Hubbard dirigió una batalla de 55 horas contra lo creía que eran dos submarinos japoneses. El incidente fue revisado por el Almirante Fletcher quien escribió que “un análisis de todos los informes me hacen creer que no había ningún submarino en dicha área… Los Oficiales Comandantes de todas las naves excepto el PC-815 (comandado por Hubbard) afirman que no existe evidencia de ningún submarino y no piensan que hubiese ninguno en el área.”

Hubbard completó este “crucero improvisado” disparando sobre una, afortunadamente, deshabitada isla mexicana. Fue relevado de su puesto, y el Almirante en retaguardia Braisted escribió en un informe acerca de su estado físico, “Considero a este oficial carente de las cualidades esenciales de juicio, liderazgo, y cooperación. Actúa sin pensar previamente ………. No le considero cualificado para el mando o la promoción en estos momentos. Recomiendo servicio en un buque en el que pueda ser convenientemente examinado.”

El consejo fue aceptado, y Hubbard sirvió como oficial de navegación a bordo del USS Algol, antes de marchar de aguas americanas. Hubbard fue uno de tantos oficiales transferidos a la escuela del gobierno militar en el campus de la universidad de Princeton. Esto llevó más tarde a Hubbard a su completamente falsa afirmación de haberse graduado en Princeton. En un momento de candidez, Hubbard dijo que “suspendió” su examen en ultramar.

7. HERIDAS DE GUERRA

En diferentes momentos, Hubbard ha presumido de tener cualquier cifra de medallas del 21 al 27, incluyendo un Corazón Púrpura, otorgado únicamente a los heridos en combate. No sólo Hubbard no fue herido, sino que aparte de su imaginaria batalla contra los submarinos, jamás llegó a ver un combate. Recibió cuatro medallas de servicio rutinario por sus servicios en Australia y en los Estados Unidos.

En un artículo llamado “Mi Filosofía”, Hubbard dijo haber sido “cegado por heridas en los nervios ópticos, y lisiado por heridas en la cadera y la espalda produciéndole cojera, al final de la Segunda Guerra Mundial… Mi Hoja de Servicio indica… ‘impedido físico permanente’.” De todos modos, Hubbard dijo que pocos días antes del final de la guerra, se enfrentó al mejor de tres oficiales de poca monta en una pelea en Hollywood.

En relatos contradictorios, Hubbard afirmó haber pasado uno o dos años en el Hospital naval Oak Knoll, desarrollando su Dianética y curándose de sus heridas a través de su práctica. El origen de Dianética está oscurecido por confusos escritos de Cienciología, pero variadas afirmaciones sitúan su recuperación en 1944, 1947 o 1949.

Realmente, Hubbard pasó los últimos meses de la guerra principalmente como paciente externo del Hospital naval de Oakland. Su principal queja fue una úlcera, entre su admisión en el hospital y su separación de la Marina su vista se deterioró marcadamente. Este deterioro visual se convirtió en parte de la pensión que reclamaba a la Administración de veteranos.

8. MAGIA SEXUAL

Desde esta separación de la Marina, Hubbard abandonó a su primera esposa y a sus dos jóvenes hijos para entrar en la práctica de la “Magia”. Hubbard había experimentado una peculiar alucinación en 1938, bajo los efectos del óxido de nitroso administrado como anestesia en una operación dental. El creyó que había muerto durante la operación y mientras estuvo muerto le fue mostrada una gran fuente de conocimiento. Tras su recuperación, escribió un libro llamado “Excalibur”, pero fue incapaz de encontrar un editor.

El interés de Hubbard en lo oculto acabó llevándole a formar parte del grupo Rosicruciano. Le contó a un amigo que se creía protegido por un espíritu guardián que él llamó “la Emperatriz”; y repitió estas palabras a uno de sus seguidores varios años después. En 1945, Hubbard encontró a Jack Parsons, cabeza de la logia de la Ordo Templi Orientis en Pasadena, fundada por Aleister Crowley.

Crowley se proclamó “la Bestia 666”, sirviente del Anticristo, y promovió el uso de drogas adictivas y extrañas prácticas sexuales. Jack Parsons era químico y uno de los primeros miembros del Jet Propulsion Laboratory en California, pero su afición era la Magia (tal como Crowley concebía la palabra). Hubbard y Parsons realizaron ceremonias sexuales para invocar una mujer que sería la madre de Babilonia, la encarnación del mal.

El asunto acabó con Hubbard huyendo no solo con la chica de Parsons, Sara, sino también con su dinero. Hubbard se casó con Sara Northrup cometiendo bigamia, y comenzó a escribir patéticas cartas suplicando una pensión por heridas de guerra. En Octubre de 1947, cuando según sus últimos escritos se “curó” a sí mismo a través de Dianética, Hubbard admitió tendencias suicidas y suplicó ayuda psiquiátrica en una carta a la Administración de veteranos.

Hubbard continuó practicando rituales de magia negra y comenzó a utilizar la auto-hipnosis, confiando en su cuaderno de notas afirmaciones como “todos los hombres son mis esclavos” para sugestionarse. En sus papeles personales también dejó claro que pretendía simular enfermedades relacionadas con la guerra para poder pedir un aumento de pensión.

Por entonces, Hubbard era adicto a las drogas barbitúricas originalmente prescritas para su úlcera. El uso de drogas continuó durante su carrera en Cienciología, incluso cuando decidió apoyar la sección Cienciológica del grupo anti-drogas Narconón. Aunque Dianética dice eliminar las compulsiones con facilidad, Hubbard era incapaz de abandonar su tabaquismo, y fumaba 80 cigarros seguidos cada día.

9. Dianética

“El hipnotismo fue usado para la investigación, y despues abandonado.” – L. Ron Hubbard, “Dianetics: the Modern Science of Mental Health.”

Hubbard dio demostraciones de hipnosis sobre un escenario en 1948, y escribió a su agente literario acerca de un nuevo proyecto con muchas “posibilidades de venta”. Uniendo las técnicas hipnóticas de la investigación tiempo atrás abandonada por Freud, Hubbard desarrolló su Dianetics. En 1950, modificó las técnicas de hipnosis sin ninguna investigación previa para escribir el libro “Dianética: el poder del pensamiento sobre el cuerpo”.

En una conferencia de 1909, Freud expuso un método para descubrir los recuerdos traumáticos. Los pacientes eran llamados a recordar su vida más y más temprana buscando incidentes “encadenados” hasta que la “carga” emocional era liberada. Hubbard no sólo adoptó la técnica, sino que retuvo muchas de las expresiones utilizadas por el traductor de dichas charlas. Freud había abandonado la técnica, porque era trabajosa y un completo fracaso a la hora de descubrir represiones clave. De hecho, después de ofrecer un ligero desahogo inicial, Dianética acaba degenerando demasiado a menudo en peligrosas convicciones como que los incidentes enteramente imaginarios son literalmente ciertos.

Hubbard tomó la técnica de Freud, añadiendo un poco de la semántica popular de su época, y afirmando que la “base” o el incidente traumático original ha ocurrido en la matriz uterina. En esto estaba siguiendo el trabajo de Otto Rank, Nandor Fodor y J. Sadger. Hubbard también afirmaba que era posible el recuerdo de experiencias prenatales, inmediatamente anteriores al momento de la concepción (el “sueño del esperma”). Fodor también había escrito sobre la memoria prenatal.

Hubbard redefinió el término existente “engrama” como una etiqueta para los incidentes traumáticos ocurridos mientras el individuo se haya privado de conciencia. “Dianética: el poder del pensamiento sobre el cuerpo” proclama que mediante el “borrado” de los engramas, el individuo es liberado de las compulsiones, obsesiones, neurosis, y demás afecciones tales como los problemas de corazón, vista débil, asma, ceguera de los colores, alergias, tartamudeo, sordera, sinusitis, hipertensión, dermatitis, migrañas, úlcera, artritis, malestar matutino, resfriado común, conjuntivitis, alcoholismo y tuberculosis. Hubbard pronto añadió que tenía la cura para el cáncer y la leucemia.

Jamás se ha probado una evidencia científica de ninguna de estas afirmaciones.

Una vez el primer engrama (o “base básica”) ha sido borrado, el individuo es supuestamente un “Claro”, libre de todas las deficiencias, y poseedor de un alto IQ (coeficiente intelectual). Tras repetidos desafíos, Hubbard consiguió mostrar a una Clara en Agosto de 1950, en el Shrine Auditorium, de Los Angeles. A pesar de que Hubbard decía que una Clara tendría una “memoria casi perfecta”, la mujer, estudiante de Física, fue incapaz de recordar una fórmula básica. La verdad es que ni siquiera logró recordar el color de la corbata de Hubbard cuando este se puso de espaldas.

Dianética vendió 150,000 copias antes de ser retirada de la venta por su editor. La Asociación Americana de Psicología advirtió a los posibles Dianéticos de que no existía evidencia científica de las numerosas afirmaciones realizadas en el libro. No hay duda de que Hubbard había inventado todos los casos y estadísticas sólo para poder escribirlo.

El número de adeptos a Hubbard disminuyó según la gente se daba cuenta de que los beneficios no eran sino enormes exageraciones, y acabó con el fracaso de la primera Fundación Dianética y del segundo matrimonio Hubbard. Sara Hubbard alegó que su marido la había torturado mediante privación de sueño, drogas y ataques físicos. Dijo que él la estranguló hasta el punto de dañar la trompa de Eustaquio de su oído izquierdo, dejándola sorda del mismo. Hubbard viajó a Cuba, apoderándose previamente de su pequeña hija, en un probado intento de silenciar a Sara.

Con el apoyo del multimillonario Don Purcell, Hubbard fue capaz de volver a los Estados Unidos, donde Sara aceptó el divorcio. Ella retiró todo lo dicho a cambio de recuperar a la niña, la cual no había visto desde hacía varios meses.

La nueva Fundación Wichita pronto entró en problemas, y Hubbard la abandonó a sus acreedores, acusando a Don Purcell (quien antes le había ayudado) de aceptar 500,000 dólares de la Asociación Médica Americana por arruinarle. Esto estaba lejos de ser el último acceso de paranoia por parte de Hubbard.

10. CIENCIOLOGIA.

“Nosotros tenemos aquí algunas nuevas formas de hacer esclavos.” -L. Ron Hubbard, Philadelphia Doctorate Course lecture 20, 1952.

Febrero de 1952, Hubbard sin dinero, y despojado tanto de sus derechos sobre Dianética como de muchos de sus seguidores. Uno de sus asociados robó los correos de la Fundación Wichita, y Hubbard comenzó una serie de ridículos ataques contra la Fundación y cada vez más patéticas peticiones de dinero.

También dio en el Hubbard College lecturas a una escasa audiencia, y en seis semanas creó una nueva teoría, aparentemente del aire. Más tarde admitió su admiración hacia Aleister Crowley (“mi buen amigo”) y de hecho los fundamentos de Cienciología tienen mucho en común con las “mágicas” ideas de Cowley mezcladas con buena parte de ciencia-ficción.

Con Cienciología, Hubbard expuso que todos somos seres espirituales (“seres theta” y más tarde “thetans”), quienes han existido desde hace trillones de años, encarnándose una y otra vez. Y que a través del uso de sus nuevas técnicas, cualquiera podía conseguir poderes sobrenaturales. En 59 años, ninguna prueba científica ha sido aportada al respecto.

Durante las conferencias en el Hubbard College, Hubbard también presentó el Electrometer, o E-meter, diseñado por el Dianético Volney Mathison. El E-meter es en realidad un detector de mentiras, cercanamente relacionado con la máquina usada por la policía en Estados Unidos.

En “Dianética: el poder del pensamiento sobre el cuerpo”, Hubbard decía “Dianética cura, y cura sin excepciones”. Dos años después dijo que esas antiguas técnicas eran “lentas y mediocres”. Ahora gracias a Cienciología, “el ciego ahora ve, el cojo camina, el enfermo se recupera, el loco se torna cuerdo y el cuerdo más cuerdo todavía”.

11. LA CIENCIA MENTAL SE CONVIERTE EN RELIGION

“Me gustaría crear un religión. Ahí es donde está el dinero.” -L. Ron Hubbard a Lloyd Eshbach, en 1949; citado por Eshbach en “Over My Shoulder”.

En varias conversaciones durante los últimos años 40, Hubbard había confiado a los que le escuchaban que la mejor forma de hacerse rico era crear una religión. En el momento de su muerte, en 1986, se cree que Hubbard amasó una fortuna personal de alrededor de 640 millones de dólares a través de Cienciología (a pesar de decir que nunca cobró derechos de autor por sus libros).

En Abril de 1953, Hubbard escribió a una de sus representantes sobre qué pensaba de “el punto de vista religioso”. Ese mismo año formó la Iglesia de la Cienciología, legalizada como su Iglesia de la Ciencia Americana. La constitución en Sociedad Anónima fue secreta, para que Hubbard pudiera distanciarse en caso de necesidad.

Fue a finales de los años 60, con el recrudecimiento de las críticas a sus métodos por los gobiernos occidentales, cuando la Cienciología se escudó en sus derechos como religión. Los “ministros” de la Cienciología hicieron un curso en religión comparativa basado en un sólo libro, y leyendo unas pocas ceremonias escritas por Hubbard. Su entrenamiento les lleva pocos días. Se visten imitando la ordenación de los ministros cristianos, incluyendo un collarín y un crucifijo similar al cristiano. Se trata de la cruz de la Cienciología, que claramente imita la del modelo de Hubbard, el mago Aleister Crowley. Se trata en realidad de una cruz satánica, “tachada”.

12. EL TEST DE PERSONALIDAD

Cienciología recluta muchos de sus adeptos en las calles, a través de un test de personalidad gratuito. El Oxford Capacity Analysis (OCA) fue escrito por un Cienciólogo que fue marino mercante, sin ningún estudio de psicología. No está relacionado con la Universidad de Oxford, y deriva del “Análisis del temperamento Johnson”.

Las 200 cuestiones proporcionan a Cienciología detallada información personal. En el pasado, la Iglesia de la Cienciología ha usado informaciones supuestamente confidenciales contra ex-miembros.

En 1991, una carta a los reclutadores de Cienciología ofrecía un cursillo sobre “como decirle a la gente los resultados de su OCA para que se unan a Cienciología”. Otro documento interno menciona que el Test Evaluador “es para hacer ver a la gente por medio de la evaluación de un test de personalidad que está arruinando su vida, y mostrarle como Cienciología puede salvarle de esa ruina … cuando muestras una puntuación baja… diles ‘Cienciología puede solucionarlo’.” El test está diseñado para asegurarse de que muy poca gente puede tener un perfil de personalidad aceptable.

Los equipos de venta de Cienciología (“registradores”) son intensamente entrenados en técnicas de venta agresiva. La primera etapa de reclutamiento es focalizar la atención de la persona en las áreas más desastrosas de su vida (la “ruina”). Los hipnoterapéutas podían llamar a esto una “inducción emocional”. Toda emoción intensa tiende a suprimir el pensamiento crítico. La frialdad del pensamiento racional es muy diferente del calor de las emociones. El reclutador juega con el miedo de que el problema pueda empeorar. Entonces se ofrece la solución de Cienciología.

Sea cual sea este problema, la solución inmediata es casi siempre será un “curso de comunicación”, y el adoctrinamiento en las ideas de Hubbard sobre las “personas Supresivas”.

13. TECNICAS

“Cienciología es maligna; sus técnicas son negativas; su práctica una seria amenaza para la comunidad; medicamente, moralmente y socialmente.” -Estudio del consejo sobre Cienciología del estado de Victoria, Australia, 1965.

Cuando las ideas básicas de Cienciología habían sido todas bien expresadas a finales de 1952, Hubbard continuó con nuevas técnicas que iban a “garantizar” la cura a todas las afecciones humanas. Intentó varias formas de terapia y meditación para crear un elaborado “puente” que decía llevar a la “libertad total”.

El adoctrinamiento de Cienciología suele comenzar con el “curso de entrenamiento en rutinas de comunicación” o “TRs”. Esto se supone que amplían la habilidad de comunicarse, pero ha sido calificado por un experto como “la más descarda forma de hipnosis usada por una secta destructiva”.

En el primer TR, dos personas se sientan en silencio encarándose mutuamente, con los ojos cerrados. En el segundo, se mantienen de pie uno frente al otro, a menudo durante horas, produciéndose alucinaciones y euforia.

En el siguiente nivel, TR-0 Bullbait, el estudiante debe sentarse inmóvil, mientras el “entrenador” hace todo lo posible por distraerle. El estudiante continúa leyendo en voz alta frases inconexas de “Alicia en el País de las Maravillas”, y entonces reconoce sentencias leídas aleatoriamente del mismo texto. Luego viene TR-3, donde el estudiante pregunta repetidamente al entrenador si “los peces nadan” o si “los pájaros vuelan”. En el último curso de Entrenamiento de Rutinas, el estudiante repite una de estas preguntas continuamente, aprendiendo a no distraerse con nada de lo que el entrenador haga a diga.

La repetición continuada es una forma de inducir un estado de trance hipnótico. Siguiendo estos procedimientos, el individuo se convierte en susceptible de ser controlado por Cienciología.

Tras el curso de comunicación, el neófito será normalmente enviado al “Ciclo de Purificación”, tras una entrevista con un vendedor de Cienciología, quien le convence de que el ciclo vale el elevado precio que cobran por él. Aquellos iniciados en el “ciclo de purificación” tomas dosis extremadamente elevadas de vitaminas y minerales, y combinando ejercicios y sauna durante cinco horas cada día. Semejantes dosis de vitaminas pueden crear variadas reacciones psicológicas, incluyendo experiencias similares a las producidas por drogas duras. Hubbard atribuía estas reacciones a la purga de toxinas y drogas acumuladas en el cuerpo. Llegó a realizar la ridícula afirmación de que el LSD se acumulaba en los tejidos grasos. Dado que el LSD es altamente inestable e hidrosoluble, en lugar de liposoluble, esto es imposible y nos muestra la ignorancia científica habitual de Hubbard. El calor de la sauna puede conducir a experiencias de euforia, y de nuevo debilitar el pensamiento crítico.

La secuencia de niveles en el Puente de la Cienciología ha cambiado de un año para otro. Tras el “Ciclo de Purificación” (y otra entrevista con un vendedor capacitado) el neófito puede entrar en el “Curso Hubbard sobre la Llave de la Vida” (a un coste de 8,000 dólares). Este curso supuestamente rebaja el efecto de toda la educación previa devolviendo al individuo al momento de adquirir la capacidad de leer y escribir. De hecho, al tratar a los clientes como niños de preescolar, tiende a causar regresión a la infancia, haciendo a la gente todavía más manipulable por Cienciología.

Tras el “Curso Hubbard sobre la Llave de la Vida” el individuo se encuentra en el “Curso Hubbard de Orientación de la Vida” y luego en los “Procesos Objetivos”. Hay varios centenares de procedimientos aconsejadores de Cienciología o “procesos de auditación”. Los “Objetivos” se presentaron por vez primera en los años 50. Hubbard explicó que era necesario mostrar al individuo que los impulsos reactivos pueden ser controlados poniéndose bajo el control de otra persona (el “auditor” de Cienciología). Esto puede llamarse de forma más sencilla “control mental”. Durante los Procesos Objetivos, el individuo recibe órdenes estrictas de repetir irremediablemente un tedioso ciclo de comportamiento.

En el “Proceso de Apertura por Duplicación”, por ejemplo, el auditor y el cliente o “pre-claro” se hallan solos en una habitación con una mesa a cada lado. En una mesa está un libro, y en la otra una botella. El preclaro será instruido, mediante palabras invariantes, a mirar el objeto que tenga al otro lado de la habitación, caminar hasta él, cogerlo e identificar su color, peso y temperatura. Cada sesión suele durar hasta dos horas y se conocen casos de 18 sesiones para este sencillo “proceso”. Eventualmente, este agobiante ritual lleva a una sensación de flotar, llamada “exteriorización fuera del cuerpo” en Cienciología, pero un efecto secundario muy común del trance hipnótico. El Puente de la Cienciología está compuesto por una serie de pasos, o grados, cada uno con un resultado deseado. En el Grado Cero, por ejemplo, se dice a los clientes que van a conseguir la habilidad de “comunicarse libremente con cualquier persona acerca de cualquier tema o situación”. Un Grado Uno “liberado” se supone libre de problemas.

En 1959, Hubbard incorporó la “comprobación de seguridad”, en la que los Cienciólogos son interrogados, debiendo responder largas listas de cuestiones referidas a sus transgresiones morales. El E-meter es usado como un detector de mentiras en dichas “sesiones”. Se guarda un cuidadoso recuerdo de todas las confesiones, y se ha demostrado que es un medio efectivo de chantajear a los disidentes.

Este procedimiento, denominado de “integración”, usa exactamente las mismas listas de cuestiones que en tiempos anteriores, y comienza en el Grado Dos, para ser frecuentemente repetido a partir del mismo (a un coste que puede variar de 250 a 500 dólares la hora). Cienciología presume que cualquiera de sus miembros puede llegar a convertirse en un peligro para su seguridad en cualquier momento. Sus sospechas están justificadas, ya que miles han abandonado el movimiento, incluyendo algunos líderes.

Existen dos grados adicionales, antes de que el “preclaro” comience el actual sistema de auditaciones de Dianética. En Nueva Era Dianética, el preclaro es instado a re-experimentar vivencias de sus “vidas anteriores”, las que pueden llevar a extrañas ilusiones por parte de los Cienciólogos, compensando las penalidades de sus vidas reales. A través de Dianética, los preclaros se supone que llegarán a ser Claros, con el conocimiento de que no necesitan más su “mente reactiva”, donde sus engramas han sido supuestamente almacenados.

Una vez “Claro”, están preparados para los Cursos Avanzados de Cienciología, los “Thetan Operativos” o niveles “OT”.

14. LOS NIVELES SECRETOS

En 1952, Hubbard afirmaba que tras la auditación de Cienciología y el adoctrinamiento cualquiera sería “capaz de eliminar la enfermedad y la aberración de otros a voluntad”. Los cienciólogos han pasado cientos, y a veces miles de horas, persiguiendo esta ilusión y el resto de los poderes sobrenaturales que a menudo prometía Hubbard. A finales de los 60, Hubbard diseñó sus niveles “Thetan Operativos”. Un Thetan Operativo es un individuo supuestamente capaz de “operar” sin necesidad de un cuerpo material, y Hubbard hizo muchas falsas afirmaciones para hacer deseables sus extremadamente caros niveles OT.

Los niveles OT han sido muy secretos en la Cienciología; sin embargo, los contenidos de muchos de ellos han salido a la luz pública. El primer nivel OT consiste en una serie de ejercicios, tales como caminar por las calles contando a la gente lo feliz que se siente y tiene cierta forma de “auto-realización”. En 1992 “OT sección 1 ” fue hallada al precio de 2200 dólares. En el segundo nivel (costando 4200 dólares) el “pre-OT” lucha contra listas de frases casi infinitas y contra sus contradicciones (“debo existir” y “no debo existir”, por ejemplo), y a menudo deben imaginar que ven un luz y siente un shock en cada frase. Al menos una víctima soportó 600 horas de ritual nublamentes.

Los pre-OT parten de una “donación mínima” de 7200 dólares para atravesar el “muro de fuego” OT 3. En OT 3, el participante recibe el conocimiento de que hace 75 millones de años la Tierra formaba parte una Confederación Galáctica gobernada por el malvado príncipe Xenu. La Confederación padecía una superpoblación masiva, así que Xenu diseñó un plan para que los habitantes de unos 76 planetas fueran embarcados a la Tierra y allí aniquilados. Los espíritus o thetans de las víctimas fueron explosionados mediante bombas-H, en volcanes, y capturados en “perímetros electrónicos”. Después fueron “bombardeados mentalmente” durante 36 días con imágenes de las futuras sociedades de la Tierra. De acuerdo con Hubbard, todas las culturas y religiones derivan de esos implantes hipnóticos. Por ejemplo, dijo que Cristo es una ilusión implantada en ese momento.

Tras la implantación, los thetans fueron empaquetados en cubetas (clusters), y, de acuerdo con OT 3 cualquier viviente es una masa de dichos montones de thetans. Los niveles desde el OT 4 al 7 tratan enteramente de las cubetas y los thetan corporales que las conforman. Cualquiera que sepa esta historia se supone que enferma y muere al cabo de unos días, a menos que siga un cursillo. Sin embargo, al final de su vida, Hubbard quiso hacer de esta historia (una de las mejores que inventó) una película titulada “Revolución en las Estrellas”.

Los contenidos de OT 8, creados tras la muerte de Hubbard, y el más alto nivel alcanzable, han permanecido en secreto. OT 8 está sólo disponible a bordo del barco de la Cienciología, el Freewinds, tras un extenso chequeo de seguridad que garantiza la incuestionable dedicación a Hubbard y sus enseñanzas. Un ex-miembro afirma que el nivel trata sobre las relaciones del individuo con la divinidad. En lugar de dirigirse a la deidad mediante la oración, el cienciólogo es obligado a recordar los momentos en anteriores encarnaciones en que se encontró con Dios. Entonces recuerda los problemas que se solucionaron creyendo en él (la “confusión previa” que le hizo vulnerable a creer). De este modo, la creencia en Dios es minada.

En OT 8, los cienciólogos reciben la revelación de que existen en universos paralelos, y se les enseña a desconectarse de sus yoes. Finalmente, el cienciólogo re-experiencia momentos de su propia creación, y descubre todos los aspectos abandonados del yo. Esto supuestamente lleva a una mayor realización sobre Dios. Ex-miembros que han pasado a través de este sinsentido afirman que el objetivo es descubrir que Hubbard creó todos los seres vivientes en el universo.. Una filtración del boletín OT 8, que puede ser o no ser auténtico, afirma que Hubbard es en realidad el anticristo.

15. ETICA

Hubbard monitorizaba su control sobre sus adeptos a mediados de los 60 con el uso de varios de los llamados procedimientos “éticos”. Cualquiera que criticase a Hubbard o la Cienciología era etiquetado como “Persona supresiva”, “SP” o “personalidad anti-social”.

Los cienciólogos que se asociasen con alguno de los calificados como SP eran denominados “Fuente Potencial de Problemas”, y se les prohibía la asistencia a auditaciones, o aprendizaje. Además, los cienciólogos tenían órdenes de cesar en toda comunicación, o “desconectar” con todo aquel que fuera considerado hostil a la Iglesia de la Cienciología.

La “Desconexión” es virtualmente idéntica al “volver la espalda” que practican ciertos grupos extremistas fundamentalistas.

Hubbard creó las “condiciones éticas” en ese momento, y dio “fórmulas” que supuestamente elevaban el estado ético de la persona. En los 60, los miembros de la Cienciología situados en situación Ética inferior sufrían la privación del sueño (a veces durante varios días), prohibición de ducharse o afeitarse, obligados a llevar una marca negra en una mejilla, una cadena, o un trapo sucio alrededor del brazo, y confinados día y noche en locales de la organización.

Hubbard se hizo a la mar con sus más cercanos seguidores en 1967. A bordo del barco, todo el que le molestase era confinado en un armario fondero. Allí la víctima se encogía entre el agua y defecaba en total oscuridad, rodeada por ratas, a veces durante más de dos semanas sin tregua. Incluso los niños eran metidos en el armario si Hubbard lo ordenaba. En 1968, el castigo fue cambiado por arrojar a la gente, incluso los que no sabían nadar, de la borda al agua.

En 1973, Hubbard reemplazó estas prácticas crueles y inusuales por una y profundamente efectiva forma de humillación, el Rehabilitation Project Force, o RPF. El RPF sigue en uso en las organizaciones de la Cienciología en todo el mundo. Aquellos que fracasan al cumplir las órdenes, cometen errores, o simplemente quedan por debajo de lo que se esperaba en las cuotas de producción son integrados en el RPF. Los cuales sólo pueden hablar si se les pregunta, se supone que deben de comer de pilas de sobras, dormir menos horas que el resto, y cumplir inmediata e incuestionablemente cualquier orden. Trabajan físicamente durante todo el día, y se espera que pasen cinco horas al día confesando todos sus errores y escuchando las confesiones de sus compañeros castigados.

Sólo cuando han aceptado completamente la autoridad de sus superiores se les permite abandonar el RPF. Domar a un individuo de esta forma puede llevar dos años.

16. PERSECUCION-THE GUARDIAN’S OFFICE

“Nuestras organizaciones son amistosas. Estan aquí para ayudarte.”. L. Ron Hubbard, `Dianetic Contract’, 23 Mayo 1969.

Durante los años 50, Hubbard planeó medidas todavía más estrictas para encargarse de los críticos y detractores. La Iglesia de Hubbard siempre hizo una campaña activa contra quien usase las técnicas de Cienciología sin seguir órdenes ni pagar diezmos. Hablando de un hipotético grupo escindido, en 1955, Hubbard escribió, “si descubrís algún grupo que se hace llamar `elaborador de procesos’ se ha formado… en vuestra area, debéis hacer lo que podáis para hacerles las cosas interesantes… La ley puede usarse muy efectivamente para perseguirles, y la suficiente persecución… será generalmente suficiente para causar su [sic] muerte profesional. Naturalmente, si es posible, arruinarles por completo.”

En 1958, Hubbard institucionalizó un grupo de inteligencia en su secreto “Manual de Justicia”, que dice, “inteligencia es principalmente la recolección de datos de gentes… Ello se hace todo el tiempo, sobre todas las cosas, y sobre todo el mundo.” Ese fue el preludio a la creación de la policía secreta de la Cienciología y su agencia de inteligencia, la “Guardian’s Office”. Se realiza una “ficha Ética” de cada cienciólogo. Esta contiene todas las cosas embarazosas que haya admitido durante las auditaciones, confesiones escritas, etc.

Todo cienciólogo se supone que debe informar de la más leve crítica realizada por sus compañeros sobre Hubbard, su organización o sus enseñanzas. Un cienciólogo que fracase en realizar un informe está sujeto a las mismas penalizaciones que el crítico original. Esta política se basa en la utilizada por los nazis, convirtiendo a todos en informadores, sólo leales a Cienciología.

Tras la creación de políticas “éticas” en 1965, mucha gente abandonó la Cienciología para unirse a un grupo escindido llamado “Amprinistics”. Un furioso Hubbard escribió, “Perseguir a esa gente de Cualquier forma posible”, y consideró urgente destruir sus reuniones.

Las grandes cantidades de dinero demandadas por Hubbard, y el severo tratamiento impuesto a los que le abandonaron, inevitablemente atrajeron el interés de la opinión pública. La forzada “desconexión” destruyó muchas familias. Cienciología fue castigada por una decisión gubernamental en Victoria, Australia, en Diciembre de 1965. En Febrero del año siguiente, Lord Balniel requirió una decisión similar del parlamento británico. Hubbard respondió con su Guardian’s Office, y reforzando su política de “investigación escandalosa” de todo aquel que criticase a Cienciología. Como Hubbard dijo, `La DEFENSA de algo es INSOSTENIBLE. La única forma de defender algo es ATACANDO.”

La Guardian’s Office atacó sin pausa.

La Guardian’s Office (GO) existió para promover Cienciología, atacar a los que la critiquen, y mantener los adeptos en su lugar. La GO actuó como una agencia de inteligencia, infiltrándose en periódicos, hospitales psiquiátricos y hasta agencias gubernamentales; y como una policía interna silenciando a los disconformes. Muy pocos ex-cienciólogos han hablado contra su organización, pues sabían que cada detalle de sus vidas estaba consignado en su “ficha Etica”. Existen muchas evidencias irrefutables de que dichas fichas han sido usadas contra ex-miembros. La Guardian’s Office creció hasta los 1100 componentes en 1982.

En una directiva secreta, Hubbard escribió, “Debemos tener éxito en meter los siguientes hechos en la conciencia pública… La gente que ataca Cienciología son criminales… si alguien ataca Cienciología es investigado por sus crímenes… Si no ataca Cienciología… está a salvo.”

La Oficina de Inteligencia de la Guardian’s Office, o G0, fue modelada a partir del sistema del maestro de espías nazi Gehlen. Agentes de GO robaban fichas médicas, enviaban cartas anónimas, chantajeaban, amenazaban a sus oponentes, y se infiltraron en oficinas del gobierno robando miles de fichas (incluyendo fichas anti-terroristas de la Interpol, y fichas sobre el intercambio de informaciones entre EEUU y Canada). Los críticos llegaban a la crisis nerviosa o al silencio.

A principios de los 80, once oficiales del GO fueron encarcelados en los EEUU, incluyendo a la esposa de Hubbard, Mary Sue, y su ayudante, la Guardiana, Jane Kember. En Julio de 1992, la Iglesia de la Cienciología y tres cienciólogos fueron hallados culpables de actos criminales en Canada diez años despues de su condena, la Oficina de Asuntos Especiales ha reemplazado la Guardian’s Office.

La misión secreta de ambos grupos, la Guardian’s Office y su sucesora ha sido descubrir y eliminar la conspiración que Hubbard creía que operaba contra él. En diversas épocas, Hubbard maldijo a los comunistas rusos, el neofascismo, los banqueros, los psiquiatras, el Servicio de Contribuciones, y los sacerdotes cristianos, por los informes negativos que daban sobre Cienciología.

Su paranoica imaginación veía enemigos en todas partes. Como todos los psicópatas, Hubbard era incapaz de admitir sus errores. Era totalmente inconsciente de que la naturaleza anti-social de las prácticas que realizaba era lo que tan justamente provocaba el rechazo hacia Cienciología.

17. THE SEA ORGANIZATION

Habiendo sido obligado a abandonar Rodesia en 1966, y temiendo la acción del gobierno británico (se le prohibió la entrada más tarde), Hubbard viajó hasta Las Palmas y creó la Sea Organization. Durante ocho años, desde 1967 a 1975, Hubbard y su séquito (que alcanzaban a ser varios centenares) navegaron por el Mediterráneo y el Atlántico en una flotilla de barcos inmanejables. La incompetencia de las tripulaciones provocó varios accidentes.

Los miembros de la Sea Organization vistieron uniformes pseudo-navales, adoptaron rangos navales y firmaron un contrato de un billón de años para servir al “proyecto de la comandancia”. Se convirtieron en una organización paramilitar, bajo la dirección del “Comodoro” L. Ron Hubbard. Todos los miembros de la “Sea Org” se suponen entrenados en artes marciales y manejo de armas. Un ejecutivo hizo público más tarde que la instrucción era muy dura. Compasión es una palabra de la que nunca han oído en las voluminosas enseñanzas de Hubbard. Los miembros de la Sea Org trabajan durante largas horas (usualmente 90 a la semana en beneficio de Cienciología), por una paga irrisoria. Pasan semanas o meses restringidos a una dieta consistente por completo en arroz, judías y gachas. La disciplina es dura, y la escasez de paga y comida precede al destierro de los lugares donde se puede dormir (el personal puede ser asignado al “puesto de los cerdos”). Los miembros de la Sea Org ven restringido el acceso a sus propios hijos, normalmente sólo se les permite verlos una hora o dos a la semana. Los niños entran la “Organización de Cadetes”, con la intención de convertirlos en futuros miembros de la Sea Org. Además, los hijos de la Sea Org pueden empezar a trabajar desde la edad de doce años, y a veces alcanzando altos puestos antes de los quince. Niños de ocho años han actuado como auditores, tomando la confesión de adultos.

18. GRUPOS DE INTERÉS SOCIAL

En 1966, Hubbard escribió, “Recordemos, LAS IGLESIAS SON VISTAS COMO GRUPOS DE REFORMA SOCIAL. Así que debemos actuar como tales.” Desde entonces, decenas de grupos de interés social han aparecido, algunas para elevar la reputación social de la Cienciología, otras para reclutar nuevos miembros.

El Instituto Mundial de Cienciología Enterprises (WlSE) permite a los cienciólogos usar el material Hubbard en sus programas de entrenamiento para los negocios. Los miembros de WISE ofrecen tales programas sin ninguna indicación ni pista de que el material que usan es de Cienciología. En los EEUU, Sterling Management ha sido criticada por ofrecer costosos cursillos a profesionales saludables, que despues eran reclutados por Cienciología. La Asociación para una Vida Mejor y la Educación (ABLE) promocionó grupos de reforma social tales como Criminón (que adoctrina presidiarios en la Cenciología), la Asociación de Empresarios Concienciados (que trata sobre el medio ambiente), Escolásticos Aplicados (que entrena en las “Técnicas de Estudio” del amigo Hubbard) y Narconón.

19. NARCONÓN

Narconón comenzó con el preso y drogadicto William Benitez, en mitad de los 60. Dicen ser un programa de rehabilitación para alcohólicos y demás drogadictos, y en diferentes épocas y en diferentes lugares han ganado el apoyo del estado (apoyo retirado en cuanto la estrecha asociación entre Narconón y Cienciología es revelada, o cuando se demuestra lo erróneo de sus métodos). Narconón trabaja junto con la campaña de Cienciología “Dí No a las Drogas”, y está respaldada por la ciencióloga y ex-cocainómana Kirstie Alley.

Durante varios años, Narconón ha intentado establecer un enorme centro en la reserva de los indios Chilocco, en Oklahoma. En Diciembre de 1991, el Instituto de Salud Mental de Oklahoma denegó el permiso para el centro argumentando que “no existe evidencia científica creíble de que el programa de Narconón sea efectivo”. Dicho programa es además calificado de “peligroso”. El instituto se quejó no sólo de que la supervisión médica fuera completamente inadecuada, sino de que los que superaban el programa fuesen inmediatamente tomados como equipo que curase a los demás. En Narconón, alcohólicos y otros adictos no eran educados sobre el abuso de las sustancias, simplemente se les metía en el programa y no son el único grupo en el mundo que intenta solucionar así la droga. Además se alegaba que “el tratamiento de Narconón es general en su naturaleza, se aplica categóricamente a todos los internos y no es individualizado”. Se informó de que Narconón no realizaba ningún estudio de seguimiento (que, naturalmente, desmiente cualquier afirmación que ellos hagan sobre la eficacia del tratamiento) y tiene un inadecuado plan de descarga. Lo que significa que a los clientes, incluyendo alcohólicos, ni siquiera se les dice que no deben beber tras el programa, lo cual lo hace muy incompleto. El “Ciclo de Purificación” de Hubbard es el corazón del programa de Narconón. La Purificación supuestamente libera al cuerpo de los residuos de drogas mediante masivas dosis de vitaminas, y cinco horas al día de ejercicio y sudor en la sauna. El Instituto de Salud Mental de Oklahoma denunció el nulo control de la temperatura de la sauna, y advirtió de peligros potenciales, particularmente para los heroinómanos, del uso de la sauna.

El instituto no tuvo dudas de que “Narconón emplea personal inadecuado en su educación y no entrenado en el cuidado y tratamiento del abuso de drogas y alcohol de sus clientes”; y quedó estupefacto al descubrir que “Narconón permite a clientes bajo tratamiento por abuso de drogas y alcohol que provean a sus compañeros de medicación, supervisen la sauna, y los clientes con desórdenes psiquiátricos.” Ningún profesional del campo de la salud mental está empleado en Narconón.

Las dosis de vitaminas son tan elevadas en el ciclo de purificación que pueden resultar potencialmente peligrosas (muchas vitaminas son mortales en grandes dosis; y la vitamina B1 puede producir un efecto desorientador similar al de ciertas drogas). El instituto se alarmó especialmente del uso dado a la vitamina B3 en la forma de niacina, que en grandes dosis puede producir problemas de hígado. “Grandes dosis de niacina son administradas a los pacientes durante el programa de Narconón para liberar al cuerpo de radiaciones. No existe evidencia científica creíble de que la niacina pueda de ninguna forma eliminar la radiación de un paciente. En su lugar, las evidencias médicas más creíbles aluden a la existencia de riesgos médicos potenciales derivados del consumo de grandes dosis”.

En una jugada sorpresa, en Agosto de 1992, el instituto de Salud Mental de Oklahoma concedió certificación estatal para Narconón sin retirar sus anteriores críticas.

20. CIENCIOLOGÍA Y RELIGION

“Las referencias hechas en cuanto a inusuales medios de reclutamiento y al fuerte énfasis comercial… Sin importar que los miembros… sean simplones o engañados o cuando las prácticas de Cienciología sean rechazables, la evidencia… establece que Cienciología debe, en cuanto a propósitos relevantes, ser aceptada como `religión’ en Victoria.” -decisión de la corte Australiana

Hubbard afirmaba que Cienciología es aconfesional y sus enseñanzas no chocan con las de ninguna religión. La afirmación es ridícula y falsa. En sus escritos secretos, Hubbard nos dice que Cristo es una fabricación, una sugestión hipnótica implantada. El yoga, y por tanto el Hinduismo, los calificó de “engañabobos”.. En un entrevista, dijo que su libro favorito era “Twelve Against the Gods”, donde el autor William Bolitho calificó a Mahoma de psicópata. Desde luego, la doctrina de la reencarnación que es esencial para Cienciología, es inaceptable para el Judaísmo, Islam o Cristianismo.

Hubbard dijo que Cienciología es “el budismo del siglo veinte”. Sin embargo, la doctrina esencial de “anatta” o “no alma” es completamente negada en Cienciología, que cree en un ego inmortal e imperecedero, o “thetan”. Además, Hubbard rechazó el budismo a través de la frase “Ninguna cultura en la historia del mundo, excepto las más depravadas o cercanas a la extinción, han escapado de afirmar la existencia de un Ser Supremo”. (El budismo es ateo)

Cienciología contradice las enseñanzas de todas las religiones principales proponiendo que tener grandes riquezas es una virtud, una medida del crecimiento espiritual. Hubbard dividió los “impulsos de supervivencia” en ocho “dinámicas”. Estas son; la supervivencia de uno mismo, familia y procreación, grupos, Humanidad, formas de vida, lo material, lo espiritual, y la infinitud del Ser Supremo. Hubbard decía que para tomar una decisión correcta, bastaba con determinar el efecto sobre estas “dinámicas”, y escoger la decisión que beneficie al mayor número. No se da un lugar especial a la octava dinámica, o Dios, en este esquema, así que puede tomarse una decisión que favorezca las otras siete dinámicas. Lo que no es consecuente para aquellos que crean en Dios.

Hubbard también negó toda noción de compasión. Los cienciólogos creen que todo lo que le suceda a un individuo es auto-generado, así que los desafortunados son llamados “víctimas”, que deben ser “abandonadas” a su infortunio. La simpatía es rechazada, y considerada como una reacción emocional “inferior” al miedo o la angustia. Toda transacción debe recibir una contrapartida adecuada, así que los cienciólogos no deben colaborar, ni donar a la caridad (exceptuando, claro está, sus propios Grupos de Interés Social). Tal como dijo Hubbard, “Cuando das a alguien algo por nada estás en realidad promoviendo el crimen”. Cienciología induce desprecio a los no-cienciólogos, que son llamados “wogs” o “carne cruda”.

21. MANIPULACION

“Cuando alguien se nos une, considera que se nos une para toda la duración del Universo – nunca permitas un “acercamiento”… Si ellos se nos unen, estamos en el mismo barco, y si están con nosotros deben de seguir las mismas normas que el resto de nosotros- ganar o morir en el intento. Nunca les permitas que sean cienciólogos a medias… Cuando Mrs. Pattycake venga a hablar con nosotros, convierte cualquier asomo de dudas en sus ojos en un mirada fija y feroz.. La frase que mejor defina esta actitud es `. . Te preferimos muerta antes que inútil. “‘ – L. Ron Hubbard, “Keeping Scientology Working”, 7 Febrero 1965, reeditado 27 Agosto 1980.

Hubbard dijo haber estudiado hipnosis desde su juventud. Al comienzo, admitió que su “investigación” sobre Dianética se realizo usando profundos trances hipnóticos. En los primeros tiempos, también admitió que sus procedimientos podían inducir el trance. El término “hipnosis” ha generado mucha controversia. Probablemente la mejor definición fuera hecha por el hipnoterapéuta Milton Erickson, quien afirmó que la hipnosis es la interacción entre personas con acceso a estados alterados de la consciencia.

La psicología contemporánea acepta que muchos procesos mentales ocurren bajo el nivel de la consciencia. Un hipnoterapéuta accede al inconsciente en un intento de producir sugestiones benéficas que provoquen la misma motivación en el sujeto que sus propias decisiones. En hipnoterapia, se precisa el permiso del paciente para que el proceso tenga lugar. En Cienciología, el proceso ocurre sin consentimiento.

Hubbard afirmó que todo lo que existe es un producto de la consciencia: Realidad es aceptación”, “el Universo es una apariencia aceptada”. Desde esta perspectiva, Cienciología busca cambiar la percepción de la realidad que tiene el individuo, y reemplazarla con las nociones de Hubbard, al mismo tiempo pretendiendo que el individuo está alcanzando mayor percepción y auto-determinación. Cienciología dice ser científica, pero en la realidad, es imposible aceptar la “auditación” sin aceptar creencias no científicamente demostradas como son la reencarnación, posesión por espíritus (o thetans corporales) y la existencia e influencia de los “engramas”.

Se restringe la capacidad de los cienciólogos de realizar un pensamiento crítico acerca de Cienciología. La explicación de los trabajos de Hubbard está prohibida; los materiales deben ser citados con exactitud. La disidencia de los escritos está también prohibida, así que lo que los cienciólogos “descubran” en sus sesiones debe alinearse con los pronunciamientos de Hubbard sobre la naturaleza de la realidad. Cualquier desavenencia con Hubbard o sus sagradas enseñanzas conducirá al individuo a la “Oficina Ética”, un departamento de la policía interna de la Cienciología.

El cienciólogo no puede hablar sobre su “caso” o problemas a otra persona que no sea su auditor, lo que inhibe las relaciones cercanas. La “tecnología” de Cienciología es y siempre ha sido verdadera (incluso cuando Hubbard la cambiaba cada pocos meses), y el fracaso en conseguir éxitos espectaculares (por ejemplo, estados de euforia) es siempre considerado como un fallo del auditor o del preclaro, nunca de las técnicas empleadas. Los cienciólogos son llevados a pensar que la crítica (excepto la que Hubbard haya hecho) siempre es un rechazo de la culpabilidad por las propias transgresiones. La atención del individuo es focalizada hacia uno mismo y en consecuencia desviada de la consideración hacia los fallos de Hubbard o su Cienciología.

Los métodos de Cienciología son comparables con la hipnoterapia. En la Rutina de Entrenamiento 0, se supone que dos personas se sientan mirándose durante “algunas horas”. La fijación visual está considerada como un medio de inducir estados de trance. La repetición es otra forma de inducción, y Hubbard admitió que un número de repeticiones de sus métodos serían nubladores de la mente y monótonos. Es posible en Cienciología pasar varias horas respondiendo la misma frase, sin cambiar nunca las palabras, como “Desde dónde puedes comunicarte con una víctima?”

Eventualmente, la percepción y sistema de creencias del individuo se hallan bajo el control de Cienciología. Los cienciólogos no deben hablar sobre los niveles Operativos Thetan, separándose de la mayor parte de la Humanidad al creer que unos espíritus malignos son la verdadera causa de todas las enfermedades y conflictos, y no poder contrastar esa creencia con nadie. Los cienciólogos tampoco aceptan otra percepción de la realidad que no sea la de Hubbard, que rechazó todo lo que fuese hipnoterapia, psicología, análisis, meditación y consejo religioso, afirmando que su Cienciología es la única verdad. El personal, especialmente los que se hallan en la Sea Organization, se vuelven todavía más sugestionables mediante las largas horas de trabajo, la privación de sueño, la dieta escasa, y dosis regulares de RPF.

22. VENTA AGRESIVA

“Los Cursos Avanzados (en Cienciología) son el servicio más valioso del planeta. Seguros de vida, casa, coches, bonos, escuelas, son cosas transitorias… No son nada en comparación con los Cursos Avanzados. Estos son infinitamente valiosos y trascienden el propio tiempo.” -L. Ron Hubbard hablando de sus “Operating Thetan Courses” Flag Mission Order 375.

Las técnicas de venta agresiva son otro aspecto del uso de influencias abusivas, o persuasión destructiva sobre los miembros. Los clientes de Cienciología son hostigados con demandas de “donativos” cada vez más elevados por las auditaciones, y el adoctrinamiento completo en el “puente” cuesta alrededor de 350,000 dólares americanos (algunos cienciólogos han pagado más). Munchos adeptos se han hallado sin hogar y profundamente endeudados como resultado de la presión ejercida por los vendedores de cursillos. Una reunión de ventas puede durar hasta 13 horas; y dependiendo de las sofisticadas técnicas de manipulación descritas en “Les Dane’s Big League Sales Closing Techniques”.

Otro alarmante aspecto de la codicia de Cienciología es la venta de artefactos de Hubbard, llamados “propiedades especiales”, ediciones limitadas de libros de Hubbard, y cualquier cosa firmada por él. Se dice a los cienciólogos que dichos artefactos son comodidades altamente deseables. Pero en realidad, son completamente inútiles traspasados los límites del mundo Cienciología.

Se pagan cantidades extremas por estos objetos. Un antiguo miembro fue inducido a gastarse unas 26,000 libras esterlinas (de las que 10,000 eran prestadas), con la promesa de que el valor de esas “propiedades especiales” subiría como la espuma. Tras siete años buscando compradores para sus “propiedades especiales” descubrió que le habían timado y era imposible venderlas por un precio cercano al que pagó originalmente. Entre sus propiedades figuraba una fotografía de Hubbard firmada por él mismo, sin marco, con un coste de unas 8,000 libras. No es un caso aislado, ya que otro cienciólogo llegó a gastar hasta 90,000 en objetos similares.

La organización Cienciología hace su publicidad, desde sencillos folletos hasta campañas televisivas completas. Y aunque Hubbard fue tan crítico con la psicología, no tuvo ningún problema en usar sus técnicas de investigación motivacional. Los anuncios envían cuidadosamente palabras clave, símbolos, y colores a los que los potenciales clientes reaccionen instintivamente. Hubbard fanfarroneó sobre los efectos manipulativos de dichas técnicas.

Se espera de cada cienciólogo que pague miles de dólares por curso, y entonces tenga que comprar aparte libros ridículamente caros, packs de cursillos, E-meters, y cintas de las conferencias dadas por Hubbard como requisito previo para pasar a cada curso. Las cintas pueden ser vendidas por unas 30 libras esterlinas cada una, y Hubbard dio miles de conferencias. Cada cienciólogo necesita comprar al menos dos E-meters, con precios entre las 700 y las 2750 libras cada uno. Los componentes de un E-meter sólo cuestan una miserable fracción de este precio.

23. CIENCIOLOGÍA MIENTE

“Tratar con la verdad es un asunto arriesgado.. Dí una verdad aceptable.” L.Ron Hubbard, “The Missing Ingredient”, 13 de Agosto de 1970.

Cienciología se jacta de tener unos 7 millones de miembros en todo el mundo, pero un informe interno de 1987 sólo contabilizaba 40,000: También se dice repetidamente que los libros de Hubbard han vendido millones de copias. De hecho, los libros de Hubbard han sido “empujados” en las listas de ventas a través de campañas cuidadosamente orquestadas. Cienciología probablemente haya dicho vender más copias de libros de Hubbard de las que se han impreso, comprándolas ellos mismos y revendiendo. Un librero llego a recibir un lote que aún tenía las etiquetas de precios que él mismo colocó.

24. PLEITOS Y JUEGO LIMPIO

En los años 60 y 70, Cienciología alcanzó notoriedad por sus deseos de pleitearse. Tales litigios rara vez resultaban exitosos, pero hicieron que los medios de comunicación tuviesen cuidado con Cienciología, y consiguieron que muchos críticos se retirasen. El camino de la litigación se abandonó lentamente con la caída de la Guardian’s Office. Sólo los principales oponentes son hoy demandados. Sin embargo, los pleitos en contra de Cienciología sí se han incrementado. Se tiene constancia de que a comienzos de 1992, Cienciología tenía pendientes 700 casos.

En la decisión de la Corte Superior de California de 1984, el Juez Breckenridge determinó, “En adición a la violación y abuso de los derechos civiles de sus propios miembros, la organización, con su doctrina del “Juego Limpio” ha perseguido durante años a todas las personas ajenas a su Iglesia que percibía como enemigos.”

En sus leyes del Juego Limpio; Hubbard afirmaba que todo aquel calificado como Supresivo por Cienciología “Debe ser privado de propiedades o herido de cualquier forma… debe ser engañado, demandado, difamado o destruido”. El uso continuado del Juego Limpio fue demostrado en el caso por la custodia de un niño en Londres, en 1984, y en un juicio de la Corte de Apelación de California en 1989.

En esta última decisión, en el caso de Larry Wollersheim contra la Iglesia de la Cienciología de California, la corte confirmó el alegato de Wollersheim de que había sido objeto del Juego Limpio. Además, el juez sentenció:

“…la conducta de la Iglesia ha sido manifiestamente inadecuada. Usando su posición, la Iglesia y sus agentes coercionaron a Wollersheim para continuar las `auditaciones’ aunque su cordura era repetidamente mermada por dicha práctica… Wollersheim fue obligado a abandonar a su esposa y familia siguiendo la política de desconexión. Cuando su afección mental alcanzó el nivel de planear activamente su suicidio, se le prohibió buscar ayuda profesional.”

En Julio de 1992, la Iglesia de la Cienciología fue hallada culpable de infiltración en la policía de Toronto, Ontario y la Montada del Canadá, además de las Oficinas de Contribuciones del Canadá, la Fiscalía General de Ontario y el gobierno del Estado.

Miles de documentos han sido robados por la red de espionaje de Hubbard.

25. LOS EFECTOS DESTRUCTIVOS DE LA CIENCIOLOGÍA

Tal como demostró el caso Wollersheim, las “auditaciones” de Cienciología pueden tener un efecto profundamente destructivo. Tras un estudio de 48 grupos, Conway y Siegelman concluyeron que los ex-cienciólogos tenían la mayor tasa de ataques de rabia, alucinaciones, disfunciones sexuales, y tendencias suicidas. Estimaron la recuperación completa de Cienciología en una media de 12.5 años.

Los adeptos se hallan enteramente imbuidos de la ilusoria y anti- científica visión del Universo de Hubbard. Comienzan a verse a sí mismos como parte de una escasa élite, perseguidos por todas partes por una gigantesca conspiración. Los cienciólogos hablan y piensan en un elaborado lenguaje creado por Hubbard (los diccionarios de Cienciología contienen más de 1000 páginas de definiciones). Son obligados a presentar una apariencia alegre y calmada, cualesquiera que sean sus sentimientos reales. Muchos se convierten en adictos a las auditaciones, incapaces de vivir sin sesiones regulares. Todos los aspectos de la vida del individuo son invadidos, pues Hubbard escribió sobre cualquier tema desde los negocios hasta cómo criar los niños.

Cienciología induce una reacción fóbica hacia los practicantes de la salud mental, de modo que los ex-miembros normalmente no desean acudir a la ayuda profesional en perjuicio propio. Esta situación se combina con la incapacidad de la mayoría de profesionales para comprender la experiencia de las sectas. Así que muchos antiguos cienciólogos acaban uniéndose a otras sectas similares, o derivadas de Cienciología como son el Foro o Landmark, Avatar, Dianasis, Re-Evaluation Co-Counselling, ó Idenics.

Los practicantes de la Salud Mental que han tenido contacto con ex- cienciólogos han diagnosticado que padecen una condición de Desorden Disociativo Atípico, o stress pos-traumático. Un psiquiatra afirmó que Hubbard invirtió las terapias para reducir las obsesiones, creando desórdenes obsesivos. Antiguos miembros aquejan fatiga crónica y un alto índice de falta de motivación y energía. Sin embargo, ningún seguimiento se ha realizado para confirmarlo.

26. ACCION GUBERNAMENTAL

En Junio de 1992, la Iglesia de la Cienciología fue hallada culpable de actividades criminales por un jurado canadiense. La pertenencia a los partidos políticos principales de Alemania se niega a los cienciólogos debido a su política de infiltración. Cienciología está bajo investigación en Francia y España. En Febrero de 1992, el Consejo Europeo recomendó a los estados miembros de la CEE que formasen grupos de información para educar al público acerca de los Nuevos Movimientos Religiosos. Por el momento no se ha tomado ninguna acción al respecto.

27. AYUDA A LOS MIEMBROS

Si un amigo o similar entra en relación con Cienciología, es importante no atacar a su decisión. Una actitud amistosa, simpática, y atenta es muy importante. Mostrar a la persona material hostil a Cienciología normalmente reforzará su confusión, y la colocará a la defensiva y menos dispuesta a la comunicación.

Se honesto pero no agresivo con tus impresiones sobre Cienciología.

Permite a la persona hablar sin interrupción sobre los beneficios que siente que recibe. De hecho, permitir a la persona hablar es crucial, porque la necesidad de articular ideas puede clarificar el pensamiento. No intentar pensar en su lugar. No interrumpir o hacer comentarios sorpresivos.

En un entorno amistoso, descubrirán por sí mismos las contradicciones inherentes en Cienciología. Si se le presiona para que vea tales contradicciones simplemente dejara de escucharte. Cuando estés seguro de que la persona no se siente amenazada, pregúntales si quiere ver material crítico hacia Cienciología, en lugar de presentárselo directamente.

Secuestro y desprogramación son ambos moralmente ofensivos e ilegales. Y también un fracaso en los casos relacionados con Cienciología. Sin embargo, existen consultores que conocen lo suficiente sobre la Cienciología como para ser capaces de ayudar a los miembros a reconsiderar su posición en un ambiente no-coercitivo.

28. INFORMACION ADICIONAL

Jon Atack, el autor de este listado, fue cliente de Cienciología desde 1974 hasta 1983. Desde su marcha de la Iglesia de la Cienciología, ha sido consultado por muchos periódicos y revistas, incluyendo el Sunday Times, Forbes magazine, Time, Los Angeles Times y el Reader’s Digest. En 1987, era el principal consultor de la BBC TV’s Panorama . Ha sido tambien consultado por TVS, Central TV, Granada TV, CBC, NBC, CBS y ABC.

El libro de Jon Atack, “A Piece of Blue Sky” (lSBN 0-8184-0499-X), está publicado por Lyle Stuart Books en los EEUU, y por Musson Book Company en Canadá. “A Piece de Blue Sky” es una historia de Hubbard en 400 páginas, sobre sus organizaciones y sus técnicas. Está disponible en el Reino Unido llamando al 01342 316129 (0044 1342 316129 en el resto de Europa).

Tambien tenemos el “Hubbard’s Volunteer Minister’s Handbook” (lSBN 0-88404039-9).

Para comprender la naturaleza manipuladora de Cienciología, ver “Steven Hassan’s Combatting Cult Mind Control” (lSBN 0-89281-243-5) y Thomas y Jacqueline Keisers’ “The Anatomy of lllusion” (lSBN 0-39805295-6).

Margery Wakefield ‘s El Camino de Xenu es un excelente documento de primera mano e incluye la “ayuda a pensar”, de Bob Penny. Control social en Cienciología. “The Road to Xenu” disponible via P.0. Box 290402, Tampa, Florida 33687. En castellano existen varios libros, publicados en España acerca de Cienciología, entre otras muchas sectas no menos perjudiciales y potencialmente peligrosas. Son “Las Sectas” de Pilar Salarrullana, “Las Sectas: Aquí y Ahora” y “El Poder de las Sectas” de Pepe Rodríguez.

Anuncios

Acerca de Xenumex

Soy mexicano, pertenecí al culto de la Cienciología por mas de 10 años, hasta que me di cuenta que Cienciología es solo un fraude. Ahora recopilo historias de abusos y violaciones de los derechos humanos dentro de este culto.

Publicado el 7 abril, 2011 en La Verdadera Vida de Ronald Hubbard y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. exelente post,muy ilustrativo..saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: